viernes, 28 de septiembre de 2018

El artículo por el que lincharon en Facebook a Justo Cruz

Justo Cruz en La Habana


Cambios en Cuba reproduce el artículo que fue borrado de Facebook por su autor debido al "linchamiento" de que fue víctima. Ver más en https://www.facebook.com/justo.cruz.73/posts/1853693928080196

Ser o no ser a la hora de las manzanas (mameyes)

Por Justo Cruz

La izquierda está dividida y la derecha los sabe, no solo está dividida en Europa, también en América Latina, yo diría que en el mundo entero. Cuando hablo de izquierda hablo de revolucionarios, de comunistas y de algunos socialdemócratas que son más revolucionarios que algunos socialistas y comunistas. Yo conozco a varios, no son muchos, pero suficientes. Me temo que en Cuba también la izquierda, o sea los revolucionarios, se están dividiendo y los que quieren destruir a la Revolución lo saben, ellos saben que la mejor forma de vencer es dividiendo, por eso me imagino a esos enemigos de la Revolución detrás de un espejo translúcido, como en las películas de policías y ladrones, observando, mirando de reojo el reloj y frotándose las manos.
Últimamente están sucediendo cosas raras en Cuba, por ejemplo sucede que si un contrarrevolucionario publica un texto o hace un comentario contrarrevolucionario en un medio contrarrevolucionario no levanta quizás tanto polvo como cuando un revolucionario publica un texto, un comentario o un articulo revolucionario en un medio revolucionario. Solo basta que otro revolucionario no esté de acuerdo con el texto y entonces automáticamente se forma el tira y encoje, a veces la lucha es a muerte. Es entonces que esos revolucionarios se dividen en dos grupos lo que están en contra y los que están a favor.
Quizás algunos piensen que adoptar una posición determinada en un momento determinado es la cosa más normal del mundo, yo también pienso lo mismo, solo que en el caso de una Revolución como la cubana, bloqueada y sitiada desde hace más de cinco décadas no se puede dar el lujo de que sus revolucionarios se dividan en bandos. No olvidemos que “divide y vencerás” es la divisa de los destructores de ideas. Lo que llama la atención es la singular manera en que en cada grupo se aferra a lo que cree como verdad absoluta. En alemán hay un dicho que dice, cuando dos se pelean, siempre hay un tercero que se alegra.
A veces sucede que hay revolucionarios que odian más a otro revolucionario que a un contrarrevolucionario. No estoy exagerando, eso lo descubrí anoche cuando un amigo revolucionario me envió un mensaje hablándome horrores de otro revolucionario solo porque no coincidía con un criterio suyo sobre esas dichosas manzanas de La Puntilla que ya tanta discordia está ocasionando a un pequeño grupo mientras el pueblo cubano se pronuncia mayoritariamente en cientos de comentarios en la prensa contra la especulación y el acaparamiento.
Voy a ser un poco más claro para ver si me entienden. 
Con un poco de imaginación y teniendo en cuenta las discusiones del momento, al menos de las que estamos siendo testigos a través de las redes sociales, voy a tomarme el atrevimiento de formar dos grupos de revolucionarios, aquellos que a la hora de los mameyes (o de las manzanas) apoyan los criterios del blog La pupila insomne, y por otro lado aquellos que aman tanto la obra de Silvio Rodríguez que todo lo que se diga y se publique en su blog  Segunda Cita es acatado sin miramientos porque como “Silvio lo dijo” tiene que ser verdad.
Empezaré diciendo que Silvio Rodríguez es para mi uno de mis cantautores preferidos, soy un fiel admirador de sus canciones, como un día lo fui de su proyección política sobre Cuba y América Latina. Hoy reconozco que a medida que pasa el tiempo coincido menos con lo que piensa, dice y publica en su blog, sobre todo en los temas relacionados con el acontecer cubano.
Silvio es el responsable del blog “Segunda Cita”, que con un poco de imaginación lo podríamos interpretar como un llamado a una “segunda opción”, una alternativa, cualquier cosa, pero no la primera, la segunda. Pero bueno, ya estos son especulaciones mías.
Segunda Cita no es un blog cualquiera, es el Blog de Silvio y “Silvio” es una marca y como marca en sí se está vendiendo. Este blog se ha convertido en una plataforma política, para un cada vez más reducido grupo de personas, una buena parte de los vinculados al “laboratorio de ideas” Cuba posible que ante el descrédito de aquel por sus vínculos con la Open Society de George Soros, han corrido a refugiarse tras la bondad del trovador emblemático de la Revolución. Gracias a ellos y a pesar de personas honestas que también comentan allí, en el blog Segunda cita, casi siempre el culpable es el estado cubano y los periodistas “oficialistas” cubanos porque según ellos en la mayoría de los casos se les ve “botar el sofá”.
Por otro lado, tenemos a Iroel Sanchez, periodista y bloguero cubano que no es músico ni cantante, pero después del escándalo de La Puntilla y las 15 mil manzanas, lo debe conocer con admiración ya media Cuba. Iroel tiene un blog, se llama La pupila insomne, el nombre de su blog le queda como anillo al dedo. Lo conozco personalmente, por eso no me cansaré de repetir que Cuba necesita un par de Iroel Sanchez más con Pupila insomne y todo. Pero bueno eso es un criterio muy particular mío.
A mi me encanta La pupila porque allí se habla de todo, se critica y se condena el bloqueo por el millón de millones que le ha costado al os cubanos, se denuncia a la contrarrevolución y sus campañas mediáticas y se critica con honestidad y sin oportunismo lo que no está bien en Cuba.

En ese blog te puedes encontrar lo mismo un artículo sobre el golpe de estado en Chile que sobre la violencia política, e bloqueo económico, la guerra psicológica contra Venezuela, que sobre los “buzos” y la basura de La Habana o sobre el derecho a las playas en la nueva Constitución. La pupila nos recuerda las palabras del presidente cubano Diaz Canel cuando alerta a los profesionales de la información de la necesidad de hacer “coincidir más la agenda pública con la agenda mediática”. Y si un corresponsal acreditado en Cuba o uno de esos sitios “independientes” que tanto dependen del capital extranjero publica uno de esos artículos que ya todos conocemos, entonces La pupila insomne la que le hace frente, con argumentos y sin consignas. En la Pupila insomne encontramos de todo como en botica en el sentido más amplio de la palabra.

Las 15 mil manzanas de La Puntilla han destapado en Cuba una verdadera Caja de Pandora. Cuando leí la noticia por primera vez me alegré mucho porque es un tema que nos toca a todos. Al principio las redes sociales se llenaron de comentarios agradeciendo a Iroel Sanchez por haber tenido el valor de denunciar tal violación. Con el tiempo están apareciendo los mismos críticos y “especialistas” de siempre, amigos del “laboratorio de ideas”, con los mismos argumentos de casi siempre y el dichoso sofá que según ellos es lo que se bota. A pesar de que Iroel nunca culpó a los cuentapropistas sino a la empresa estatal responsable, ahora se le acusa, sin otra prueba que los fantasmas y frustraciones de quienes lo odian porque alguna vez les dijo cuatro verdades sobre sus vínculos con la política de Estados Unidos contra Cuba.
Yo por si las moscas, y a pesar de que Iroel es un admirador de Silvio que nunca ha dicho una palabra contra él ni contra Segunda cita y seguro encuentra mal este artículo, haciendo uso de mi derecho como cubano digo que a la hora de las manzanas (de los mameyes) y si me vienen a convidar a definirme me quedo con La pupila insomne, porque para mí es mucho más que Iroel Sánchez, que Silvio Rodríguez y que la madre de las manzanas. Quizás será que la necedad parió conmigo… y quiero seguir oliendo a palabrota y taller y no a un vino añejado y un mantel importado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario