jueves, 13 de diciembre de 2018

Cuba, internet y el cambio mediático


Por  M. H. Lagarde

Si bien la existencia y consecuencias del cambio climático continúan siendo cuestionadas por algunos —por ejemplo, la actual administración de Estados Unidos—, al parecer no ocurre lo mismo con lo que bien podría llamarse el cambio mediático.

Este último es ya un hecho consumado, si se tiene en cuenta los resultados de una reciente investigación realizada por el Centro de Investigación Pew, en la cual se afirma que en la actualidad es más probable que los estadounidenses consuman las noticias de redes sociales que de los periódicos.
Según una encuesta publicada el lunes por dicha institución, el 20% de los estadounidenses mencionaron las redes sociales como fuente frecuente de noticias, comparado con 16% que dijo que eran los periódicos.
De acuerdo con la agencia AP, es la primera vez que Pew ha hallado que sitios como Facebook y Twitter superan a los periódicos, un resultado más que comprobado si se tiene en cuenta que Pew ha estado monitoreando el consumo de noticias desde 1991, cuando todavía un 56% de los estadounidenses mencionaba a los periódicos cuando les preguntaban dónde habían obtenido las noticias de ayer.
La encuesta también demostró que no solo los periódicos padecen la decadencia frente al empuje de las redes. En el caso de la televisión: 81% de las personas de 65 años o más con frecuencia consumen noticias de este medio, comparado con el 16% de las personas entre 18 y 29 años.
«Misinformation»
Pero si bien, como todo cambio, el uso de las redes sociales tiene sus ventajas, entre la que destaca la de la inmediatez —ya no hay que esperar horas por la tirada impresa de los periódicos para enterarse de algo, pues gracias a internet los hechos son transmitidos en vivo desde un móvil—, su otra cara de la moneda es la desinformación.


El intrusismo profesional, el «sabio» con muchos seguidores y los deseos irrefrenables de aceptación social (Facebook, luego existo) han convertido a las redes sociales en una suerte de ágora virtual en donde se mezclan, además de las producidas por los diarios, todo tipo de información. El espectro es bien amplio y va desde lo más trascendente y serio a la broma relajada o al reflejo de la vida privada de algunos al mejor estilo del Show de Truman. En tal exceso informativo, no es extraño que la verdad termine contaminada por la mentira, unas veces de manera inocente y otras con las peores intenciones.

No por gusto, hace solo unos días el sitio web Dictionary.com escogió «Misinformation» (información engañosa) en oposición a «disinformation» (desinformación), como palabra del año. Según Jane Solomon, lingüista de Dictionary, el sitio escogió deliberadamente «mis» en lugar de «dis» como un «llamado a la acción», a mantenerse vigilantes en la batalla contra los propagandistas, los que hacen campañas antivacunación, quienes creen que la Tierra es plana y otros difusores de noticias falsas (fake news).
Según la AP, «lo que quiso destacar la empresa con sede en Oakland, California, fue el concepto de intención, de si el engaño es inadvertido o adrede».
Para Solomon: «La difusión rampante de la información engañosa genera grandes desafíos para navegar la vida en 2018. La información engañosa existe desde hace mucho tiempo, pero desde hace más o menos una década, el auge de las redes sociales ha cambiado totalmente la manera de difundir la información. Creemos que comprender el concepto de información engañosa es vital para identificarla cuando la encontramos en la vida cotidiana, y eso ayudaría a amortiguar su impacto».
La información engañosa, agregó el lingüista a AP: «enmarca todo lo que hemos pasado en los últimos 12 meses», por lo que el sitio con 90 millones de usuarios mensuales se ha ocupado de agregar las definiciones de «burbuja de filtro», «fake news», «post-hecho», «post-verdad» y «homofílico», entre otras.
La contaminación mediática
Un papel protagónico en la «disinformation» lo ha tenido el llamado planeta Facebook, donde la contaminación por la fake news parece haber alcanzado niveles comparables a los de la contaminación por el plástico en los océanos. El mejor ejemplo de lo anterior fue el papel jugado por Facebook en el escándalo de Cambridge Analytica, así como el reiterado uso de esa red social para incitar a la violencia.
La contaminación desinformativa de Facebook, el discurso del odio y los rumores publicados, según el experto de Dictionary.com, incentivaron «la violencia contra los musulmanes rohinya en Myanmar; en Sri Lanka hubo disturbios después que las noticias falsas incitaron a la mayoría budista contra los musulmanes, y los rumores falsos sobre secuestradores de niños en WhatsApp provocaron violencia en la India».
A propósito de WhatsApp, un ejemplo del uso que suele hacerse de las redes sociales fueron las recientes elecciones en Brasil. Como fue denunciado por el diario Folha de Sao Paulo, esa red social sirvió de plataforma a empresarios de la derecha brasileña para diseminar miles de «noticias falsas» para desprestigiar al candidato del PT y asegurar la victoria de Jair Bolsonaro.
¿Task Force o fake news?
Cuba no está ajena al cambio mediático. Varias redes sociales se encuentran entre los sitios más visitados por los internautas. Mucho menos ha estado al margen de la desinformación a través de las TIC. En los planes de agresión contra Cuba juega un papel fundamental el uso de las redes sociales con fines subversivos. Desde la aparición de las nuevas tecnologías en el entorno mediático, la maquinaria de propaganda, dirigida «adrede» de Estados Unidos, ha hecho uso de las mismas para lanzar sus campañas de mentiras. Entre los antecedentes de esas intenciones se encuentran los fracasados programas ZunZuneo, Piramideo, Conmmotion y Operación Surf.
La segunda reunión pública del Grupo de Trabajo para la Internet en Cuba que, bajo la dirección del Departamento de Estado de EE.UU., tiene como objetivo promover «el flujo de información libre y sin regulaciones hacia Cuba y dentro de la isla», acaba de tener lugar en Washington, pocas semanas después de que se diera a conocer, en los documentos presupuestarios de la Oficina de Difusión de Cuba, integrante del Grupo del Task Force, el propósito de usar cuentas cubanas de Facebook «nativas» y «sin marca» para difundir contenido creado por el gobierno de EE.UU. sin informar a los usuarios cubanos de Facebook.
De acuerdo con declaraciones realizadas en la mencionada reunión por el director de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), Tomás Regalado —quien se opuso en el encuentro a aliviar el bloqueo tecnológico de Estados Unidos, causa fundamental de las limitaciones de Internet en la Isla—: «En Estados Unidos hay los mejores cerebros del mundo y los recursos más amplios para no tener que contar para nada con el gobierno de Cuba, con el régimen de La Habana, para darle Internet a los cubanos».
Los mejores cerebros de EE.UU. resultaron un tanto retardados, si se tiene en cuenta que, a pesar del bloqueo impuesto por EE.UU. contra la Isla, justo el mismo día que se celebraba la reunión del Task Force en Washington, en Cuba ocurría otro importante cambio: la implementación del acceso a Internet en los teléfonos móviles.

lunes, 10 de diciembre de 2018

El Task Force y la guerra en internet contra Cuba


Por M. H. Lagarde

Tal y como se había anunciado el Grupo de Trabajo de Internet para Cuba (GTIC) o Task Force, sostuvo su segunda reunión pública este jueves para, de acuerdo con el memorándum presidencial de seguridad nacional del 16 de junio de 2017 del Presidente Trump, “Fortalecimiento de la política de los Estados Unidos hacia Cuba”, promover a través de internet "el flujo de información libre y sin regulaciones hacia Cuba y dentro de la isla".

Según informó la periodista de Radio Martí, Michelle Sagué, entre los temas tratados en la injerencista reunión estuvo: "la promoción de intercambios de aprendizaje para el desarrollo tecnológico, trabajar con organizaciones no gubernamentales para promover el conocimiento de tecnologías de información, además del uso de tecnologías para la evasión de la censura".
Las "recomendaciones también incluían reducir barreras a las exportaciones estadounidenses (leáse bloqueo) y un diálogo con el gobierno cubano para compartir información y alentarle a que mejore el acceso a internet".
De acuerdo con la misma fuente, estas recomendaciones fueron rechazadas por parte de los presentes. En tal sentido, John Suárez, de Freedom House, una añeja tapadera de la CIA, señaló que era positivo que el GTIC quiera buscar maneras de hacer llegar a los cubanos el acceso libre a Internet, pero reconociendo "la naturaleza represiva del régimen", consideró negativa "la idea de tener un diálogo entre el régimen cubano, los diplomáticos cubanos, los instrumentos de represión, con empresarios y compañías de tecnología".
De igual forma el director de la Oficina de Transmisiones a Cuba, Tomás Regalado, actual director de Radio TV Martí y miembro del equipo de trabajo sobre internet en Cuba, pidió al Comité que eliminara cualquier recomendación de dialogar con el régimen cubano.
El reporte de Radio Martí, sin embargo, no dice nada sobre si en la reunión, que tuvo lugar el mismo día en que se implementó el acceso a internet en los móviles en Cuba, se tuvieron en cuenta las estrategías de "información" hacia la Isla, hechas públicas recientemente en los documentos presupuestarios para los años fiscales 2018 y 2019 de la Junta de Gobernadores de Radiodifusión de los Estados Unidos, donde se plantean los planes de usar cuentas cubanas de Facebook «nativas» y «sin marca» para difundir contenido creado por el gobierno de EEUU sin informar a los usuarios cubanos de Facebook:
Debido al bloqueo web de la Radio y TV Martí en la isla, la estrategia digital de la OCB ha cambiado a las redes sociales consistente con las prácticas que ubican a YouTube, Google y Facebook entre los sitios más visitados en Cuba. Con el uso de la tecnología AVRA, los programas de Radio Martí se transformaron en radio visual y se transmitieron a través de Facebook Live junto con la programación de TV Martí. Esto proporciona a la OCB una distribución adicional eficiente y rentable, tanto para su radio (radio visual) como para el contenido de TV.
En el año fiscal 2018, la OCB está creando en la isla equipos digitales para que creen cuentas de Facebook ficticias para diseminar información. Las páginas abiertas en Cuba aumentan las posibilidades de aparecer en las noticias de los usuarios cubanos de Facebook. La misma estrategia se replicará en otras redes sociales.
En la información públicada por la periodista Michelle Sagué tampoco se menciona si, cuando se habló sobre la censura en internet ejercida por Cuba, alguien hizo alusión a las duras sanciones tomadas por esa emisora contra los periodistas que pusieron al descubierto, en uno de sus programas televisivos, el apoyo financiero del multimillonario George Soros a supuestas organizaciones no gubernamentales para la subversión de gobiernos al margen de la esfera hegemónica de EEUU.
Al parecer por alto pasó también cuáles son los planes del Task Force para cumplir uno de sus principales objetivos: el de promover a los llamados sitios "independientes" de la internet en Cuba. Paradójica "independencia" declarada bajo la égida del Subsecretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Dale Eppler, la Oficina de Difusión de Cuba, la Comisión Federal de Comunicaciones, la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información del Departamento de Comercio, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Freedom House y la Información Consejo de Industria Tecnológica.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Desapolillando archivos: Una entrevista con Frances Stonor Saunders



LA MANO OCULTA DE LA CIA
 
“El paradigma central de la guerra fría no era militar ni económico y ni siquiera estrictamente político. Era, y sigue siendo, una batalla por la mente de los hombres, una batalla de las ideas” aseguró Frances Stonor Saunders en la presentación de su libro La CIA y guerra fría cultural


M. H. Lagarde 
La Habana

“Mi pregunta es: ¿Puede uno ser comprado y no venderse? Y mi respuesta es: que en algunos casos, sí. Algunos intelectuales sabían de dónde venía el dinero y lo aceptaban, y seguían diciendo lo que de todos modos habrían dicho. Otros se encontraban en una posición de autocensura porque no deseaban poner en peligro el financiamiento que recibían”, declaró Frances Stonor durante la presentación de su libro La CIA y la guerra fría cultural.
Vestida con un pulóver rojo a rayas blancas, la Stonor compartió la presentación de su libro con el presidente de la Asamblea del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón y el vicepresidente del Instituto Cubano del Libro, Jorge Timossi.
PALABRAS CRÍTICAS
Lincenciada en la universidad de Orforx en 1987, la autora, que en la actualidad vive en Londres, ha trabajado como productora de cine independiente  y entre sus más importantes documentales figura la serie de cuatro horas de duración Hidden Hands: A different History of Modernism
Sobre su libro La CIA y guerra fría cultural la crítica ha dicho:
“El libro de Stonor Saunders es como una bomba atómica. Este libro resulta devastador, demoledor y aplastante. Reduce a polvo la mitología de la libertad de expresión de la interdependencia igualitaria de las naciones y de la retórica de la sociedad abierta detrás de las cuales se encuentra la estafa moral y el engaño, la manipulación y el control informativo, la neutralización de toda disidencia y la compra sistemática de intelectuales, de sus plumas, sus voces y sus conciencias. Su pormenorizada investigación dibuja la gran épica del dólar y la inmensa telaraña que su poder tejió a través de la CIA sobre las conciencias europeas y las propias plumas estadounidenses desde 1945 en adelante”. Néstor Cojan (revista Casa de las Américas).
“Una obra de investigación histórica, una magnífica contribución para el historial de la posguerra de la Segunda Guerra Mundial...La vitalidad y determinación de su investigación, por no hablar del escepticismo que la nutre, son importantes signos de una agitada inquietud intelectual e incluso de cierta introspección, que es lo que muchos de nosotros exigimos...Un libro excelente”. Edward W. Said, (London Review of Books).
“Frances Stonor Saunders ha escrito un libro que creará polémica, al desenmascarar definitivamente la verdad sobre las actividades de la CIA... Su trabajo de investigación es formidable, su tono tenaz, su mirada hacia lo sugerente, vívida; su sentido del humor, enérgico”. (Spectator).
La CIA y la guerra fría cultural ilumina un oscuro rincón de la historia cultural americana, al aportar una gran cantidad de entrevistas y de documentos recientemente desclasificados. Frances Stonor Saunders es una maestra del esbozo biográfico y una concienzuda investigadora”.(Indenpent).
“LA MENTIRA NECESARIA”
Frances  Stonor Saunders es uno de esos pocos autores que cuando uno lo tiene ante sí se da cuenta de que su imagen coincide bastante con esas fotos muchas veces manipuladas que suelen aparecer en las solapas de los libros. Es una mujer joven, de manera de vestir desenfadada; tiene el pelo castaño con motas rubias y unos ojos grandes y azules donde resplandece la inteligencia.
Stonor, es además una persona asequible y así lo demostró cuando le dedicó un tiempo a todos aquellos que se le han abordado en estos días de Feria.  En La Cabaña, la escritora inglesa ha contado con admiradores que se le acercan, ya sea para felicitarla por su obra o simplemente para compartir experiencias. Así ha sucedido tanto en su conferencia “Los intelectuales y gobierno norteamericanos” como al final de la presentación de su libro La CIA y la guerra fría cultural.
Es también, según dijo Jorge Timossi en la presentación de esa obra, una persona extremadamente meticulosa. El escritor y narrador de origen argentino, confesó que le descubrió esa cualidad después de los primeros correos que intercambió con ella para propiciar su visita a La Habana. La Stonor quería estar segura y al tanto de todo. ¿Cuál sería su hotel, había e-mail?, etc. Tal delirio de precisión le pareció a Timossi algo acorde con la profesionalidad demostrada por la autora en la exhaustiva investigación realizada en La CIA y la guerra fría cultural.
Después de realizar un recuento sobre la historia de la CIA, Stonor Saunders esbozó algunas de las ideas fundamentales que conforman su libro:
“¿Conocen ustedes el Ministerio de Cultura de Estados Unidos? Ah, perdón, no lo tiene, salvo la CIA, que durante la Guerra Fría asumió secretamente el papel de Ministerio de Cultura de Estados Unidos y quisiera hablarles un poco cómo se produjo esto. En los años iniciales de la Guerra Fría fue idea de los Estados Unidos que era necesario derrocar el comunismo en todos los rincones del mundo. En esta guerra justa podían usarse todos los medios, inclusive lo que se conoció como “la mentira necesaria”. El paradigma central de la Guerra Fría no era militar ni económico y ni siquiera estrictamente político. Era, y sigue siendo, una batalla por la mente de los hombres, una batalla  de las ideas”. 
La autora descubrió también cuál era uno de los propósitos esenciales de sus entrevistados: “A fin de promover las ideas americanas, Estados Unidos se vio en posición de decir la mentira para promover la verdad. La CIA operaba según ‘la mentira necesaria’”.
Uno de los ejemplos citados por la autora fue la maniobra realizada con el expresionismo abstracto, a quienes los soviéticos consideraban un arte degenerado o decadente. La CIA intervino, para además borrar de un  plumazo, la pintura figurativa, convencer al mundo de la sofisticación y el avance artístico estadounidense.  Al mismo tiempo la agencia utilizó el potencial de las artes para borrar el sentimiento de repudio existente en Europa  hacia el  kischt de la cultura americana.
Este, según aclaró, era un prejuicio al que contribuían en Estados Unidos empresarios como un presidente de la Coca Cola quien afirmó que cada botella contenía la esencia de América. 
La escritora inglesa también se refirió a que la CIA escondía su participación tras diferentes fachadas, así como que la agencia de espionaje contaba con más de cincuenta revistas intelectuales “serias” que se presentaban como completamente privadas y libres, las cuales sin el dinero de la CIA jamás habrían sobrevivido.
“Muchos intelectuales sabían quiénes estaban detrás de estas actividades y no les importaba seguir ese juego, ya fuera porque pensaban que los estadounidenses estaban haciendo lo correcto o porque tal vez en lugar de tener que comprar un pasaje del transporte público parar llegar a New Jersey, podían entonces comprarse un boleto de primera clase y visitar la India”.
Según la ensayista inglesa, la CIA usaba su propaganda para promover una idea de la libertad de expresión que, a su entender, es una suerte de dispepsia moral y filosófica. O sea, era mentir para decir la verdad y su efecto general fue manipular toda una era.
“No necesito decirle a los cubanos los efectos de la guerra cultural sobre países que no han estado alineados con Estados Unidos. Pero sé que la campaña para seguir dirigiendo a las personas en el sentido que ellos desean,  continúa. A mi llegada aquí encontré la atención en la existencia de una revista publicada en Madrid que se llama Encuentro que es un eco de una revista publicada por la CIA en los años cincuenta llamada Encounter. Esta es una revista muy bien presentada y que tiene el caballo troyano de usar escritores cubanos. Detrás de la cultura esconde el mensaje político. Está financiada por la fundación Ford y la Nacional Endowment for Democracy. O sea, es un instrumento de la política exterior estadounidense. Esto no me preocupa anunciarlo mientras se pueda tomar la revista y saber quién la patrocina. Como intelectuales, tenemos el derecho de tener un matrimonio de ideas, incluso, con personas que no tengan las mismas posiciones que uno  pero, como dijo la princesa Diana, en este matrimonio hay tres personas.
“Quiero concluir con una idea. Los intelectuales deben ser animados por normas propias. Deben tener el derecho de patear las barricadas que se erigen en torno a las ideas. Deben tener derecho a explorar la sabiduría de la incertidumbre. Yo disfruto la sabiduría de la incertidumbre. Confieso que no estoy segura de nada excepto una cosa. Si una sociedad se declara libre y abierta, debe y puede serlo”.
A SOLAS CON FRANCES
Dos días antes de la presentación de su libro, La Jiribilla abordó a Frances Stonor Saunders durante una conferencia sobre la cultura cubana. Sin reparos, Stonor aceptó gustosamente a visitar la redacción emergente de esta publicación.
— ¿Como nació la idea de hacer el libro La CIA y la guerra fría cultural?
—Trabajé varios años haciendo documentales para la televisión y en uno de ellos descubrí la vinculación entre el expresionismo abstracto y el arte de vanguardia estadounidense y la CIA. El efecto fue que después que hice el programa descubrí que la historia era mucho más grande: supe cómo los americanos habían llevado a cabo una guerra cultural. Así que muy tontamente decidí escribir un libro que me tomó cinco años.
— ¿Este es tu primer libro? ¿Antes solo trabajabas para la televisión?
—Siempre me interesó el punto de contacto entre la cultura y la política. Pero este es mi primer libro. Antes había hecho periodismo, televisión, ensayo, radio, pero siempre siguiendo algunas ideas.
—Es un libro impresionante por sus dimensiones y por la cantidad de información que contiene. Supongo que la investigación haya sido bastante trabajosa. Hablabas de cinco años…
–Un año estuve investigando para hacer el programa. Pasé tres años haciendo entrevistas y un año para reunirlo todo y hacer el libro…
— ¿Tienes pensado seguir trabajando en el tema?
—Sí y no, porque tengo un contacto muy estrecho con la mayoría de las personas que investigan el tema y trato de ayudarlos y darles materiales para las investigaciones que están haciendo. Debajo de mi cama tengo cajas llenas de fichas y de montones de documentos fotocopiados.
 Mucho material que no pude utilizar porque sencillamente era demasiado. Así que continúo dando seminarios y conferencias, pero no pienso escribir otro libro sobre el tema. Espero que alguien más lo haga sobre América Latina, Asia o África. Porque podría escribirse otra vez el mismo libro, pero en un contexto distinto.
—Sobre todo porque tu libro termina con la Guerra Fría. ¿Crees que la Guerra Fría es algo terminado…?
—La tentación está en escribir una continuación que abarque después de la Guerra Fría hasta hoy, pero el problema es que por definición sería muy difícil sustanciarlo con pruebas documentales porque estas solo se revelarán años después. La CIA y el gobierno de los Estados Unidos todavía están desarrollando campañas secretas, son secretas y por definición no sabemos qué se está haciendo. Dicho esto, uno tiene ojos y tiene oídos y se puede dar cuenta de cuándo se están produciendo cosas que no debieran ser, de darse cuenta de  una acústica que no debiera ser; pero esto es muy difícil de probarlo documentalmente, entonces no tiene peso. En materia de historia considera que todo debe estar sustentado  con documentos. En la historia de Estados Unidos sobre la Guerra Fría ha habido demasiados comentarios anónimos y yo estoy completamente en contra de esto. Es algo muy oportunista, es un recurso que utilizan los escritores a veces porque son muy perezosos o porque quieren llevar las cosas del lado que desean y esto conduce a una distorsión de la historia.
—Cuba podría ser una fuente interesante porque es un país que todavía padece los embates de la Guerra Fría. No sé qué piensas de esto…
De todos los países en que he estado, y he estado en todas partes del mundo, este es el país donde considero que puede ser más pertinente un libro de ese tipo porque se basaría en una realidad actual y no en una historia antigua ya superada.
—Incluso hay ciertas semejanzas con el trabajo de inteligencia que realizó la CIA hacia la Unión Soviética y con el que hace hacia Cuba. No sé si conoces una revista que se edita en España y que se llama Encuentro.
—Sin duda, carecen de imaginación porque es el mismo nombre que se usó en Inglaterra. Me parece algo irónico. No quiero sentirme forense, pero tengo que verlo primero.
—Es una revista financiada por la Nacional Endowment for Democracy y dicho financiamiento, 83 000 dólares anuales, aparece en el sitio de esa organización. Al mismo tiempo, en el New York Times se ha publicado que la NED es una fachada utilizada por la CIA para financiar movimientos políticos u otras publicaciones de este tipo. Es pagada también por la Fundación Ford.
Evidentemente, es parte de la diplomacia norteamericana.
— ¿Se tiene pensado o se te ha hecho la propuesta de publicar tu libro en la Isla?
—Estoy un poco perpleja porque entendí que mi editor español iba a vender el libro en Cuba, pero parece que no han llegado…
—Lo que tengo entendido es que Cuba compró un número de libros que va a poner en venta…
–Ayer le pregunté por e-mail a mi editor español qué había pasado con los libros…
— Y mientras se desclasifican los documentos secretos de las agresiones a países como Cuba qué proyectos son los que tiene Stonor Saunder…
— Cuando se desclasifiquen les mandaré los documentos a los cubanos. No, ahora estoy trabajando sobre un personaje del siglo XIV. Es una historia en la que me he apartado de todo el tema de la CIA. Es verdaderamente difícil trabajar ese tema. Tuve problemas del copy  right. Fue un problema tan grande que lo primero que dije fue que no iba a escribir más libros y mi editor insistió en que siguiera. Entonces me dije: me voy a ir bien para atrás para que nadie pueda molestarme. Otras de las ideas que tengo y me encantaría hacer es una historia del Premio Nobel.
— ¿Es una novela u otro libro de ensayos?
—Es sobre un soldado mercenario que ocupa un lugar entre la Edad Media y el principio del Renacimiento. Es un libro de historia. Estoy revolviendo papeles tratando de encontrar a este hombre que vivió hace seiscientos años. En Florencia hay un fresco enorme de este hombre pero no se sabe nada de él.
—Pero si es sobre  un soldado mercenario, de cierta manera, tiene que ver con la CIA…
UNA DAMA EN LA MESA REDONDA
El mismo día de la presentación de su libro, Frances compartió el espacio televisivo La Mesa Redonda con Carlos Martí, presidente de la Unión de Escritores de Cuba, James Petras destacado intelectual norteamericano, Iroel Sánchez presidente del Instituto Cubano del Libro y Luis Britto, destacado intelectual venezolano dos veces galardonado con el Premio Casa de las Américas y el también periodista y conductor habitual de ese espacio, Randy Alonso.
En una de sus varias intervenciones Stonor Saunders afirmó que la realización de su libro había sido interesante ya que había pasado mucho tiempo con agentes de la CIA, algo que no le agradó verdaderamente:
“Fueron notablemente sinceros al hablar conmigo sobre aquellas actuaciones que consideraban más honrosas: las de la esfera cultural.
Consideraban su trabajo como facilitadores de una amplia gama de actividad cultural que, según ellos, había sido lo más importante que había hecho la CIA”.
Y respecto a las acciones de la CIA en la actualidad agregó: “Lo que estamos viviendo surgió de las campañas culturales de la Guerra Fría. Los efectos de estas excesivas sumas de dinero corrompieron los procesos intelectuales naturales. Las revistas sobrevivían mucho más de su esperanza natural de vida”.
Al referirse a América Latina dejó claro que las actividades de la CIA se concentraron en reunir al hemisferio contra Cuba. Lo que deseaban era convencer al continente de la política de no más Cuba o promover el fidelismo sin Fidel. De modo que para este fin, lanzaron y distribuyeron varias revistas. Entre ellas está CuadernosMundo Nuevo y, si mis sospechas son reales, tienen otra revista hoy que se publica en Madrid y que se llama Encuentro”.
En la mesa se dio a conocer además que su libro La CIA y la guerra fría culturalserá publicado en Cuba.
EN LA JIRIBILLA
Al finalizar la entrevista Frances Sotonor Saunder pidió que le dieran acceso a internet. Se sentó ante una de las máquinas de nuestra redacción y buscó los sitios de la Fundación Ford y la Nacional Endowment Democracy.
—Es cierto —dijo al ver las astronómicas cifras con que ambas organizaciones financian la revista— no estaba muy enterada de lo que estaban haciendo ahora.
—Están haciendo lo mismo. 

Tomado de La Jiribilla

viernes, 30 de noviembre de 2018

Task Force de Internet contra Cuba celebrará segunda reunión pública



WASHINGTON (UrduPoint News / Sputnik - 30 de noviembre de 2018) El Departamento de Estado de EE. UU. dijo el jueves en un comunicado que un organismo asesor público-privado que patrocina celebrará una reunión sobre temas de internet en Cuba en diciembre.


"El Grupo de Trabajo de Internet de Cuba celebrará su segunda reunión pública el jueves 6 de diciembre de 2018", dijo el jueves el comunicado.

El Departamento de Estado explicó que la Fuerza de Tareas de Internet de Cuba está compuesta por representantes del gobierno de los EE. UU. y organizaciones no gubernamentales.

"[El Grupo de trabajo] tiene como objetivo promover el flujo libre y no regulado de información hacia y dentro de Cuba", se indicó en el comunicado.

La entidad asesora examina los desafíos tecnológicos y las oportunidades para expandir el acceso a internet y los medios independientes en Cuba, agrega el informe.

El Grupo de Trabajo de Internet de Cuba se reunió públicamente por primera vez en febrero y poco después de su reunión, el primer Internet móvil en Cuba se probó en agosto.

Según el comunicado, Internet en Cuba ha estado disponible principalmente en lugares públicos especiales a través de Wi-Fi y en algunas casas y agencias a través de un módem. (Traducción de Google)

viernes, 16 de noviembre de 2018

Carlos Tablada-Carlos Arístides Luque: Un pequeño intercambio esclarecedor



Por Carlos Arístides Luque

Un breve post publicado por Manuel Henríquez Lagarde en Facebook que rezaba: Los propagandistas por -¿cuentapropia?- emprenden con entusiasmo el trabajo sucio ¿Habrá comenzado a funcionar el Task Force?, suscitó un breve intercambio de criterios entre varios foristas.

Como soy de la opinión que en el actual debate de ideas puede ser útil que su contenido sea eventualmente accesible a más lectores que los habituales a Facebook,  y con el consentimiento previo de uno de los participantes, a continuación publico algunos fragmentos de los diálogos que - a propósito del tema - pudieran continuar o no, en esa u otra entrada, de la socorrida red social:
Carlos Tablada
Espero que tengan la cordura de distinguir entre los mercenarios -nuestros Órganos conocen las Nóminas, cuánto cobra cada uno- y los que piensan diferente a un funcionario que quiere erigirse en el Administrador, en el Único que tiene la Verdad. Cuidado, hay que respetar las opiniones honestas, que son muchas, y que NO concuerdan con los de UNANIMISMO, que todos pensemos como ellos, porque si no lo hacemos, somos enemigos, por esto, Lagarde, no me gustan estos Lemas absolutistas. Te abraza Carlos Tablada Pérez.

Manuel Henriquez Lagarde
No te preocupes, amigo tablada, que los "cuentapropistas" saben muy bien quiénes son ellos mismos. Dales un tiempito para que veas cómo ahorita comienzan a hacerse los que no saben nada del asunto.

Carlos Aristides Luque
Estoy de acuerdo con Tablada, pero debe tenerse en cuenta que quienes hacemos alguna objeción a los que no son los cuentapropistas de la propaganda, pero tienen como perfil una crítica diaria e insistente que no siempre es certera, somos nombrados como unanimistas...¿por qué? ¿Hay que sumarse a esa perspectiva siempre para no ser demonizado?

Carlos Aristides LuqueY además, es necesaria, y tan necesaria como cualquier otra, la crítica de la crítica, pues lo que se publica hoy en las redes llega a cada vez más personas y forman matrices de opinión, pues no todas las personas pueden contrastar información, e incluso algunas tienen acceso a ciertos blogs, pero no a otros donde pueden encontrar análisis y datos que le permitan cotejar...Se ha de ser pues muy responsable en difundir puntos de vista, aunque sea muy muy difícil...Eso no es amordazar la crítica sino llamarla y exigirle la alta responsabilidad tanto más alta cuanto más prestigio tenga la persona que le emite, la repite o la publica...

Carlos Tablada
No creo que tener opiniones diversas nos debilitan. Tengo fe en la cultura del debate que viví en los 60s, donde Alfredo Guevara y Blas Roca defendían en la Prensa dos Políticas Culturales opuestas, mientras se realizaban combates en Girón, en el Escambray, en los llanos de Matanzas en Pinar del Río. A Fidel, a Raúl no se le ocurría la idea de que dos miembros de la Dirección de la Revolución ventilaran sus diferencias públicamente nos debilitara en los combates a tiro contra los mercenarios. Luego el Che y varios ministros discutían en la Prensa, por tv, qué tipo de socialismo y sistema económico debíamos asumir. Los revolucionarios tenemos que no temer el debate, la confronta con de ideas.


Carlos Tablada
El debate, el espacio al debate nos fortalece, no nos debilita. Con respeto, con buenos modales, sin burlas que descalifican al contrario, con educación, con elegancia, con Argumentos que hagan pensar, meditar, SUMAR, nunca Restar. Abrazos a todos. Voy a cocinar la cena a mis hijitos, luego vuelvo.


Carlos Aristides Luque
Un intercambio de ideas para que sea productivo debe atenerse, si se desea responder, al argumento que expone el interlocutor.
En mi caso no he dicho que nos debiliten las opiniones diversas. Todo lo contrario. 

Pero esas afirmaciones no pueden ser generalizadoras.

Pongo un ejemplo para que se entienda cuando se debe particularizar: la entidad Cuba Posible pretende convertirse en una asociación y entre sus principios o tareas declaran asumir o impulsar las distintas ideologías, recordándose que esa plataforma abogó por el pluripartidismo y en un momento declaró que ya llegaba el momento de convertirse en un partido político, aunque ahora asuma la cobertura de una "asociación"...

¿Es útil otorgarle tribuna pública a una entidad como esa? Tenemos un enemigo claro: el sistema capitalista. ¿Qué hacen los poderes en esos países? Por ejemplo, en España, según dice Carlos Fernández Liria, no expulsan a periodistas, porque ya no hay periodistas a quienes expulsar, es decir, los incómodos o peligrosos ya no tienen acceso...

Nuestros enemigos no permiten la propaganda contra el modo político que sostiene a los explotadores... ¿Por qué nosotros hemos de darle esa oportunidad a los enemigos de nuestro sistema político y nuestro partido, cuando somos la parte débil y atacada de las periferias explotadas? Esa "diversidad" hacia dentro es la oportunidad que buscan para balcanizar y dividir. No creo que debamos seguir poniendo de ejemplo los debates de los 60, muy estrictamente sostenidos por revolucionarios aunque en la perspectiva del tiempo opinemos que la razón estaba más de un lado que del otro. 

En las orillas de lo diverso pernoctan los que no quieren para nosotros ni democracia ni socialismo, y se apoyan, y hacen loas de personas prestigiosas, como por ejemplo, a Silvio mismo, para auparse desde allí y tener una tribuna de prestigio. 

El que desee debatir esto se ha de atener a los argumentos y señalar casuísticamente personas, ideas y plataformas en las que se apoyan para aprovechar nuestra necesidad de crítica y debate a favor de la Revolución. 

Pongo otro ejemplo: es útil el debate y la diversidad. Pues bien: un comentarista opina que nuestra educación debe cobrarse, al menos en un porciento, o pagando un seguro. No repito qué hacen los estudiantes en Chile, bajo chorros (que matan también) y gases pimienta, exigiendo lo que ya Cuba tiene. Se respeta esa idea. ¿Pero no ha de refutarse?
Entonces existe la diversidad y la diversidad, y su frontera es muy delgada, y por ella hacen ósmosis otras intenciones, planes e intentonas. A fuer de honestos y puros no seamos comemierdas (dicho sin intención de ofender, en buen cubano, y fraternalmente).

Carlos Aristides Luque
Por otra parte, me curo en salud con respecto a otro argumento. De la crítica enemiga hay que aprender, pues efectivamente puede señalar problemas y aportar hasta alguna solución, pero eso es distinto a difundirlo y darle tribuna. En efecto estoy de acuerdo con nuestro presidente: en eso se es o no se es, se está o no se está. Vale la duda, todos dudamos, vale el derecho que tenemos de ejercer nuestro criterio, pero vale también la perspicacia política. No prever en política (y ahora sobre todo mediática) es un crimen. Y aprovecho para decirle que me he leído su libro sobre el Che, si es ud el mismo Tablada, y lo aprecio mucho...

Carlos Tablada
Muchas gracias Arístides. Sí, soy el autor del libro El pensamiento económico del Che. Y no tuve de Asesor académico a nuestro P. Monreal, Peter fue colega mío en el CIEM, no asesor. Nunca tuve un cargo que llevara tener un Asesor Académico. Con Peter Monreal, sí tuve el privilegio de debatir muchas ideas del programa que hoy expone CP. 

Fue en el CIPS, organizado por el Hermano Calzadilla. Fui acompañando a Francois Houtart. Monreal nos expuso sus ideas, y François al final le dijo que sus ideas eran las mismas del partido socialdemócrata belga, que respetaba, pero que no compartía. 

Es cierto, Cuba Posible fue apoyado y quizás hoy también, no estoy al tanto, por intelectuales revolucionarios sin tachas, con algunos platiqué en sus casas, o en la mía. Algunos se han alejado al comprender que tienen un Proyecto diametralmente opuesto a los de nuestra Revolución. Me encantaría participar en un debate alrededor de una mesa de esto y de otros temas que apoyo, y de otros que no concuerdo. Debo regresar a casa a fines de diciembre y quedaré en casa al haber cumplido lo que me hizo cruzar mar y tierras y estar lejos, y seré muy feliz si ustedes me invitan a sus debates en un encuentro para escuchar, analizar, pensar, opinar y aprender. Abrazos a todos, Carlos.

Carlos Aristides Luque
Un abrazo a Ud., Tablada. Aclaro que cuando me referí a P. Monreal como asesor, indiqué que ocupaba ese cargo en Cuba Posible, no sé si me expliqué mal o Ud. me leyó mal. 

Me alegra saber que gente valiosa se alejó de Cuba Posible, si eso ha ocurrido. 

Y eso demuestra el valor de la crítica a la crítica, pues no sé si Ud. estuvo al tanto de la ardua tarea de esclarecimiento que se debió hacer en las redes para que eso se comprendiera. Con sólo los conocimientos elementales comprendí la línea socialdemócrata de Monreal y me sentí en el deber de exponerlo. Y al precio algo amargo de ser considerado como cuadrado y retardatario. 
Pero esa debe ser la crítica revolucionaria también, creo yo. En cuanto a mí, soy un simple programador informático, no creo que tenga luces necesarias para participar en un debate de altura. Hago lo que puedo por estos medios y aprendo de los que considero saben y tienen experiencia, como debe ser su caso. Le agradezco su atención y le devuelvo el abrazo.

Carlos Tablada
Bueno, usted es Ing. Informático, y yo vaquero, he trabajado en muchas tareas, pero mi sueño es volver a ser vaquero. 

Mis estudios sobre el pensamiento económico, político, filosófico, social, ético del Che, lo hice siendo director económico de una empresa nacional durante 15 años de mi vida. Fuera de la Universidad, de los institutos, de la Academia. Sí quisiera, aprendería mucho y me pondría al día, platicando con personas como usted. Le enviaré por interno mis teléfonos y correos para que tenga la amabilidad de llamarme en enero próximo y retomar estos temas, voy a dormir, aquí es pasada las 9 pm y para Usted son las 7 18 pm. 

Antes, deseo expresarte, que el empresario estatal corrupto –son muchos más que los cuentapropistas que perseguimos y demonizamos-, que el funcionario dogmático que no le da participación al pueblo en las decisiones, que es de los que nos imponen “el Partido pensó por ti y tú tienes que digerir” –Escrito por Che 1965 y que desgraciadamente aún lo sufrimos en ocasiones-, que piensa que está por encima del pueblo y no lo que es: un servidor del pueblo, estos hacen mil veces más daño que Cuba Posible. Cuba Posible no llega al pueblo, y este funcionariado dogmático, esquemático y burocratizado sí llega a diario y a millones de nosotros. Y a estos son los que hay que ponerlos en la mirilla para cambiar la mentalidad, los métodos o que se dediquen a otra cosa que no sea lo que hacen hoy en perjuicio del pueblo y de la Revolución. 

Estos sí que hacen daño a la Revolución de verdad. Me gusta repasar las palabras de Fidel en el Aula Magna 2005, donde nos expresa que el Imperio no nos puede destruir, pero nosotros sí podemos auto destruirnos. O el discurso de Rául, creo que 2008 donde hace alusión que no se justifica con el Bloqueo que no produzcamos la leche suficiente para nuestros niños.  Aún persisten los métodos que llevaron a la desmoralización y desmerengamiento de la URSS. Y acusan a cualquiera que disienta de ellos como contrarrevolucionarios.

Hay que aprender a convivir con la diversidad de pensamiento. Hay gente que no se fueron ni se van del país, pero que no están de acuerdo con lo imperante. Viven en Cuba, corren el mismo riesgo que nosotros, disfrutan y padecen de lo que tenemos. A esta gente NO se le puede negar que ejerzan la crítica, que nos critiquen aunque nos duela porque ponen en evidencia muchas deficiencias que no son causadas por el Bloqueo, sino por nuestra incapacidad de reinventarnos y adaptar nuestro sistema a la realidad y hacerla viable con nuestros principios.

Hay otros que siendo revolucionarios, militantes del Partido incluso, se les recriminó por pensar distinto y alertar que por el camino soviético íbamos para el capitalismo. O como en mi caso, cuando me reuní con la dirección del partido comunista de un país latinoamericano hermano en 1987 y les expuse la importancia del pensamiento y la acción de Fidel y sus compañeros, que habían latino americanizado el marxismo-leninismo, por lo que para mí si había que decir un estribillo, diría:

Marxismo-leninismo-fidelismo. Hubo burócratas de nuestro partido que pidieron mi expulsión del PCC por haber violado la sacrosanta fórmula de marxismo-leninismo y haber comparado a Fidel con estos otros dos líderes del comunismo y la revolución. Hay que combatir los argumentos de los ideólogos de Cuba Posible con ideas, sin razonamientos, con hechos. No acusándolos de ser agentes del imperio. Para esto nuestro pueblo tiene los Órganos de la Seguridad del Estado. Nosotros debemos dialogar, demostrar que sus ideas pueden ser erradas y mostrar los resultados de estas ideas a lo que ha llevado a los países del Tercer Mundo e incluso del Primer Mundo. 

Y caerles con todos los hierros a la burocracia que nos desprecia, que cobra comisiones millonarias con el comercio, y que embarran a los honestos empresarios revolucionarios que tenemos también en abundancia. A los burócratas que NO quieren entregarle el poder al pueblo, que le quitan al Delegado que elegimos por voto en la Circunscripción cualquier poder real para resolver.

Las discusiones teóricas alejadas de la realidad cotidiana y del pollo del arroz con pollo, no me interesan. 

Buenas noches y muchas gracias abrazos Carlos.

N.B.: No se incluyen los comentarios de otros dialogantes virtuales al no tenerse noticia de su aquiescencia, pero se ofrece el enlace al intercambio producido en Facebook.

martes, 13 de noviembre de 2018

Rosa María Paya y el nuevo circo anticubano en Guatemala

Rosa María Payá y sus padrinos en EEUU, los senadores de la mafia anticubana, Marco Rubio y Bob Menéndez

La carpa de la agresión contra Cuba y otros países de América Latina se levantará en esta ocasión en Guatemala país que, además de ser uno de los más alto índice de pobreza en Latinoamérica, será sede de la XXVI Cumbre Iberoamericana del 15 y 16 de Noviembre del actual año 2018. 

El evento tendrá lugar en la ciudad Antigua Guatemala, y como es de esperarse no faltaran provocaciones de la contrarrevolución cubana para tratar de desacreditar a Cuba y Venezuela.
Nuevamente, Rosa María Payá, será la estrella del show mediático que costean los  contribuyentes norteamericanos y cuyo gasto se  justifica a través de estructuras como la NED, organización con la que cuenta el Gobierno norteamericano para financiar la subversión contra aquellos países que no son de su agrado.
En el espectáculo, la vedette de la NED, contará además con el apoyo de la JuventudLAC, otro engendro creado para apoyar en América Latina el andamiaje de mentiras y falsedades, que busca encumbrar a la “turdesidente” y su descalabrado proyecto CubaDecide. 

De acuerdo con el programa, los figurantes del último circo, además del descrédito contra Cuba y Venezuela, pretenden atacar directamente la figura del Presidente cubano, Miguel Díaz Canel Bermúdez, y exigir la realización de un plebiscito en Cuba para desmontar el Proyecto de la Reforma Constitucional.
Está prevista también la realización de varios eventos paralelos, con la intención de fortalecer la visibilidad de la derecha asociada a esta también llamada “refugiada turista”, algo al estilo de lo ocurrido en la pasada Cumbre de las Américas, en Lima, Perú.
Se realizará además la 3ra edición de la entrega del premio “Oswaldo Payá Libertad y Vida”, padre de la estrella, y de cuya muerte accidental culpa al gobierno cubano. Virtud que destaca como el mayor “talento” de esta artista del engaño. El premio deberá ser entregado por la nicaragüense Edipcia Patricia Duvón, miembro de la directiva de JuventudLAC y destacada activista en los ataques contra Cuba.
Llama la atención que en esta ocasión no se haya invitado a ningún otro miembro de la contrarrevolución. Algo que evidencia el protagonismo del que goza Rosa María Payá, -aun cuando vive fuera de Cuba, de avión en avión y hoteles lujosos-, por encima de cualquier de los llamados opositores de la Isla.
Esta paladín que tanto habla sobre la “Libertad, la Democracia, Los Derechos Humanos, Las Injusticias, El Hambre, La Miseria” en Cuba, debiera aprovechar su estancia en ese país centroamericano, quitarse los tacones, dejar la maleta en su lujoso hotel y recorrer Guatemala, para que, testigo de la pobreza imperante, conozca de primera mano cuál es la verdadera “democracia” y el respeto de los “derechos humanos” que ella, y sus amos, defienden.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Una lección para los que no quieren saber qué cosa es el comunismo



¿Qué significa ser comunista hoy?


Hace 101 años los bolcheviques tomaron el poder en Rusia. La Revolución de Octubre ocurrió realmente en noviembre de 1917, el día 7 para ser precisos, según el calendario gregoriano, y desde entonces muchos nos hemos hecho esta pregunta: ¿Qué significa ser comunista hoy?

Dominio Cuba publica la respuesta del filósofo español Francisco Fernández Buey, uno de los más importantes y desencartonados estudiosos de Marx, de Lenin y de la Revolución de Octubre que en realidad tuvo como fecha de nacimiento un día como hoy.

Ser comunista hoy, como ayer, es luchar por una sociedad de iguales socialmente, por una sociedad en la que rija el principio de “a cada cual según sus necesidades; de cada cual según sus posibilidades”. Igualdad social implica reparto equitativo de la riqueza producida y redistribución igualitaria de los beneficios para favorecer a los que menos tienen.

Ser comunista es luchar por una sociedad pacífica y en favor de la pacificación de las conciencias de los individuos, lo que incluye la desalienación del trabajo necesario y la armonización de las actividades productivas del hombre con el respeto a la naturaleza.

Ser comunista quiere decir, todavía hoy, tratar de hacer realidad la superación de la división social, fija, del trabajo que aún rige en el sistema capitalista imperante y que convierte a muchísimas personas del mundo en esclavos de por vida.

Ser comunista es luchar por la igualdad de los géneros, en favor de una sociedad en la que pueda decirse con verdad que la emancipación es una realidad que simboliza el nivel cultural alcanzado socialmente.

Ser comunista hoy es comprometerse en la práctica a poner un buen bozal a las dos bestias que amenazan a los ciudadanos de nuestras sociedades: el estado y el mercado. El bozal para el estado lleva esta leyenda: “menos burocracia y más educación pública”. El bozal para el mercado lleva esta otra: “democratización de los intercambios en un mundo globalizado, democratización y control social de las instituciones y empresas que constituyen la base económica de la sociedad”.

Ser comunista hoy es ser internacionalista y solidario con los seres humanos y con las culturas explotadas y oprimidas: ponerse al servicio de las víctimas, de los desgraciados, de los que menos tienen, de los proletarios del mundo. En un mundo globalizado como el nuestro el comunista tiene que pensar globalmente y actuar localmente sin perder de vista que, en la lucha por la igualdad social, el acento ha de ponerse siempre en la elevación de los de abajo, con independencia de su origen, etnia, nacionalidad, religión o credo.

El programa comunista no es para pasado mañana, no es un programa máximo que uno se guarda para ponerlo en práctica el Día de San Jamás mientras hoy se acomoda a lo que hay. Es un programa para hoy, para ahora y para mañana.

Se concreta desde ya: en los lugares de trabajo, en la propuesta de políticas tecnocientíficas alternativas, en la oposición a las guerras, en las medidas legislativas para favorecer la igualdad de los géneros, en el presupuesto participativo, en la universalización de una enseñanza pública digna, en el control social de la sanidad, en el uso alternativo de los medios de comunicación, en las propuestas de reducción de los tiempos de trabajo, en la crítica de la cultura imperante…

Ya sé que todo eso suena “raro” en estos tiempos. Muchas veces te dicen: vaya, aquí falta sentido del humor. Pues bien: no siempre. Como decía el otro: quien se ría en este mundo diga por qué.