LO MAS LEIDO: › Reynaldo Escobar, el bloguero que reporta para la SINA............ › ¿Qué hacía Yoani Sánchez en casa del Jefe de la SINA? ............. › Wikileaks pone al descubierto a los "banqueros" de las Damas de Blanco ..................› Celebra Yoani Sánchez aniversario de organización terrorista de Miami ..............› Organización terrorista defiende a las Damas de Blanco ................. › Penúltimosdias y Yoani Sánchez, II Temporada: El enfrentamiento ..............› ¿Cuánto le paga EE.UU. a las Damas de Blanco? (Galería de cheques) ................. › Mercenarios cubanos celebraron Día de la DependenCIA ..............› El CPJ y las mentiras sobre los mercenarios que nunca fueron periodistas .................› Yoani Sánchez no tiene qué comer, y se gasta miles de dólares para denunciarlo.............. › EE.UU. confiesa haber inventado a blogueros mercenarios..............› Yoani Sánchez: "Face" de Tabla.................› El movimiento 15-M y los daños colaterales..............› George Bush promueve primavera árabe en Cuba ............... › Yoani Sánchez, con la SINA metida en su casa.............› Yoani Sánchez y la mentira que no cuadra con el billete..............› Asegura Freedom House que Yoani Sánchez y sus acólitos publican información prohibida ............... › Obama no ve cambios en Cuba..............› La muerte de un "disidente" y el garganta profunda de El Nuevo Herald ............. › Periódico El País denuncia mentira de Yoani Sánchez..............› El marido de Yoani Sánchez defiende a la Voz de los Mercenarios en Cuba............... › Dándole la patada a la botella..............› EEUU manipula deserción de médicos cubanos...............› Estados Unidos premia mercenarismo de Damas de Blanco.................› El Camaján, cómplice del terrorismo..................... › ¿Quién paga a los mercenarios de la Ciberguerra contra Cuba? ............... › Un fascista llamado Ernesto Hernández Bushto ....................› Pensar la (ciberguerra) contra Cuba.............› Las contradicciones de Ernesto Hernández Bushto.............› La FUPAD contra Cuba: otro eslabón de la estafa al contribuyente norteamericano............› Lapidando a Yoani Sánchez, otra vez................ › Yoani Sánchez y James Carter dialogan sobre las "redes civiles" en Cuba .............› Las demandas secretas de Yoani Sánchez .............› Ciberguerra. Las Razones de Cuba...........› Mercenarios propician invasion a Cuba............› La BBC sobre la Ciberguerra............› Lágrimas de Pájaro Tieso.........› Un documental sobre las Revoluciones de Colores.......› Yoani Sánchez: mejor que me calle...........› Legislador de EE.UU. defensor de Posada Carriles se preocupa por Alan Gross............› Hillary Clinton reafirma su "compromiso personal" con mercenarios cubanos ............› Yoani Sánchez, qué clase de coraje.........› Revelan nuevas conexiones entre agente de la CIA, Yoani Sánchez y el gobierno de EE.UU........›Reconoce Hillary Clinton misión subversiva de Yoani Sánchez......› Robert Guerra, el agente de la CIA amigo de Yoani.......... › Yoani Sánchez sale del closet, otra vez ..............................  

jueves, 21 de mayo de 2009

La reencarnación de José María Gálvez. Apostillas sobre un artículo de Emilio Ichikawa

Por Enrique Ubieta Gómez

¿Hay que tomarse en serio a los aspirantes a “nuevos ideólogos” de la contrarrevolución cubana? Acabo de leer sin sorpresa un artículo de Emilio Ichikawa –hace tiempo que nada de lo que escribe me sorprende--, publicado el pasado 27 de abril en El Nuevo Herald, porque un amigo lo guardó como referencia de la depauperación intelectual que había sufrido en Miami. Ningún momento mejor para comentarlo, frescos todavía los fuegos fatuos que cada año dedican en esa ciudad a la celebración del 20 de mayo. El artículo sostiene que la Enmienda Platt fue injustamente satanizada por el nacionalismo cubano, lo que pareciera más bien una boutade, un mal chiste, o quizás, en el peor de los casos, una forma infantil de llamar la atención. Pero no es un texto ingenuo. Prefiero que el lector aprecie directamente este párrafo (no puedo proponer el vínculo porque fue retirado de Internet): “¿Qué significaba en fin de cuentas aquel apéndice, a la larga satanizado por el nacionalismo cubano hasta hoy mismo en todas sus orillas, más allá incluso del diferendo castrismo-anticastrismo? Pues una regla de contención a los excesos y descarríos de un pueblo que, precisamente por iniciarse en las artes del gobierno propio a principios del siglo XX, no había mostrado aún que tuviera capacidad para lograrlo. ¿Acaso las dudas de los Estados Unidos y la diplomacia internacional no estaban justificadas?”
Ichikawa reproduce, casi literalmente, a ciento siete años del suceso que analiza, la mirada clasista de los autonomistas y de los anexionistas cubanos de entonces. Y esta coincidencia –la suya y la de otros “distinguidos” intelectuales orgánicos del imperialismo--, es la que me propongo en realidad analizar en este y en otros artículos que iré publicando en este blog. En el 2001 pude revisar personalmente el rico archivo del anexionista decimonónico cubano José Ignacio Rodríguez, que guarda la Biblioteca del Congreso en Washington, y fotocopiar la colección de cartas que recibiera de José María Gálvez, entonces presidente del Partido Liberal Autonomista de Cuba, durante la primera ocupación norteamericana. Gálvez, hasta ese momento defensor acérrimo de la “españolidad” de la isla de Cuba, se trasmuta rápidamente en partidario de la anexión a Estados Unidos. ¿Por qué? En una carta fechada el 21 de agosto de 1899 habla de “las dos únicas soluciones definitivas posibles [para Cuba], que son la independencia absoluta y la anexión” y agrega: “(...) Aquella sería la mayor de las calamidades que pudieran venir sobre el país, que ya ha soportado tantas. Prescindiendo de la división en razas hostiles y de la inmoralidad que sembró profusamente la administración española, no es para olvidarlo este dato elocuentísimo: más del 80 % de la población de Cuba vive sumida en la más crasa ignorancia; y ¡fórmese con esto una república libre é independiente!” Ichikawa coincide con Gálvez y con Rodríguez en la validez del argumento sobre la incapacidad del pueblo cubano para gobernarse a sí mismo. En otra carta (3 de septiembre de 1899), el presidente del Partido autonomista sostiene con desprecio que “la Absoluta” (la independencia absoluta), es “fomentada por los ‘patrioteros’ y acariciada por la turba mulata”. Y agrega, para disipar dudas sobre los supuestos móviles patrióticos de su conducta: “Creo haberte dicho antes y repito ahora que suspiran por la anexión todos los que tienen algo que perder, los que aspiran á adquirir, y la masa general de españoles”.
Como ya dije que volveré sobre este tema en otros artículos, quiero ahora retomar algunas aristas del “pensamiento” de Ichikawa. En el primer libro –admito que alguna vez dije librillo, y el diminutivo lo indignó--, que publicara recién llegado a Miami (con prólogo de Montaner) y el sello del Center for Free Cuba, este ex profesor de la Universidad de La Habana se mostraba –era la época en la que todavía esas cosas me sorprendían--, como un aristócrata que despreciaba a las masas: “La masa –decía, en singular-- puede ser 'justiciera' pero no 'justa', es monovalente y puede lo mismo glorificar que asesinar. (...) La masa es un vértigo, un manojo de equívocos” (p. 138). Y añadía más adelante: “Diez mil, medio o un millón de personas conforman una sola masa; una voz, un voto. Por tal razón en una hipotética consulta donde una multitud millonaria o 'masa' diga 'sí', y otros dos sujetos 'A' y 'B' digan 'no', habría ganado la alternativa negativa por dos votos contra uno” (p. 138).
Pero lo más curioso era descubrir su indignación ante la supuesta “nueva aristocracia” que, según él, gobierna a Cuba, culpable sobre todo de su origen humilde, “'una aristocracia ‘de verde olivo’ --escribía-- sin ‘pedigree’”, que “es atea, prefiere la pelota al golf, los chicharrones al caviar” (p. 88). Y enseguida aventuraba una tesis que, probablemente, le susurró al oído su mentor Montaner: “A veces pienso que, si de cualquier manera una sociedad va a tener su cúspide aristocrática, entonces es preferible que sea de verdad. No es lo mismo, digo yo, inclinarse ante una reina, que tener que celebrar los malos chistes de un miliciano con suerte. Va y hasta esa aristocracia juega un papel político importante, como el Rey en la transición española; o sirve de estímulo al turismo, como pasa con el resto de las monarquías europeas” (p. 89). Conste que, a pesar de su tono irónico, no era una broma. Ichikawa insistía en su libro(illo) una y otra vez, en la restauración de la antigua aristocracia, aquella “que emergió en una república con raíces en la colonia y que (...) se mudó del panorama público cubano con sangre, dinero, modales, arte y todo lo demás” (p. 88). Pero, ¿quiénes son esos legítimos aristócratas? ¿acaso esos negociantes corruptos que viven del anticastrismo, con un rostro para la política palaciega y otro para el financiamiento de atentados terroristas? El Conde Montaner debió de sentirse satisfecho. Parafraseando a Gálvez, Ichikawa podría decir: conmigo están de acuerdo todos los que perdieron algo, los que aspiran a adquirir y la masa general de norteamericanos.
Su artículo –el que cité en las primeras líneas de este texto--, no merecería comentario si solo fuese la expresión de una opinión histórica desafortunada, pero resulta que su título señala otras intenciones: “Obama y Cuba”, es como se anuncia. Y de los hechos históricos pasa abruptamente al presente: “El nacionalismo cubano se salió con la suya y aún hoy se sigue llamando ‘plattista’ a quienes buscan racionalizar las relaciones de Cuba con unos Estados Unidos que, en efecto, dada la cercanía geográfica e histórica, constituyen una suerte de vecindad destinal que los cubanos tendremos que considerar, ya sea por realistas, ya sea por indigentes”. ¿A qué se refiere Ichikawa cuando habla de “racionalizar” las relaciones entre los dos países?, ¿por qué nos advierte de un “destino” (¿manifiesto?) al que llegaremos, ya sea por “realismo” o por “indigencia”, es decir, por estrangulación económica?, ¿por qué inicia su reflexión sobre las relaciones de Cuba con Obama –y no de Obama con Cuba--, precisamente con la defensa de la Enmienda Platt? Dejo la respuesta de estas preguntas a mis lectores.

11 comentarios:

  1. Ubieta, excelente texto. Me imagino que al honorable doctor Ichikaga, como lo llama Varela, y cuya filosofía ultimamente consiste en describir a sus contedientes como ratas, algo que habla de la fuerza de sus ideas, se demore por lo menos diez años en responderte. Como me dijo alguien allegado a ti hace poco, cada vez se le entiende menos lo que escribe

    ResponderEliminar
  2. Lagarde y Ubieta, me enorgullezo de tener amigos como ustedes. Qué elegancia la de Ubieta, sin dudas brillante. Eso, muchachos, es lo que nos diferencia. Sigan así

    ResponderEliminar
  3. Uno de los mejores trabajos que he leido en este blog. Lo mejor sin dudas, después del Jilguero, jajaja

    ResponderEliminar
  4. Lagarde, me gusta mucho la ilustracion que le pusiste al trabajo de Ubieta. El monumento al hombre invisible.
    Saludos. El MIKi

    ResponderEliminar
  5. Ubieta, se la pusiste dura al Chino...

    ResponderEliminar
  6. Quién cojones entiende a estos blogueros. Ubieta le pisa la cabeza a Ichikaga, le da martillazos y después le salta arriba para acabar de aplastarlos y el chino la emprende contra la sintaxis un parrafo de Max Lesnik. En fin que la filosofia no hay quien cojones la entienda

    ResponderEliminar
  7. Lagarde: muchas gracias por tu bienvenida y por ofrecerme tus materiales, todo lo que está en cubalmater también puedes usarlo, claro yo siempre digo que soy la más humilde dicípula de dos grandes maestro: Tú y Yohandry, jajaja
    Ubieta, por allá por el blog de Yohandry hay una campaña para que abras tu blog, ¿para cuándo????
    Saludos a todos
    Ana

    ResponderEliminar
  8. Estimado Ubieta:

    Históricamente fracasó el anexionismo y el autonomismo -no sin luchar- pues no presentaron un proyecto país, ambas corrientes niegan en su esencia la existencia del estado nación, de Cuba como país.

    Sus ideas no encontraron resonancia en las masas pues les negaba el derecho a ser soberanos en la tierra que sentían propia. En contraposición el independentismo, proyecto que cristalizó junto a la formación de la nacionalidad cubana, echó raíces abonado por la sangre de blancos, negros mestizos, la que también ayudó a fraguar el surgimiento de un pueblo que no dejó de luchar por 100 años hasta alcanzar su verdadera independencia.

    Anexionistas como Ichikawa existieron desde entonces, y existen como residuo de la claque que se niega como cubanos para defender en el campo de las ideas el antiproyecto del gobierno de los EE.UU respecto a Cuba, sea Bush, sea Obama, sea el presidente de turno que sea. ¿Por qué? Porque al negar su país, su pueblo, se niegan a sí mismos, entonces sólo les queda el mercenarismo intelectual que profesan.

    Excelente artículo, algo al que nos tiene acostumbrado tu ingenio cubano y profundo, representante de la única opción históricamente viable para los cubanos: el Socialismo.

    Los detalles que con agudeza señalas, como el titular escogido por el apóstata, revelan desespero, y que lo hayan retirado de Internet, me sugiere conspiración, para evitar lo que precisamente estás haciendo, compartir bajo el prisma de tu segura brújula que apunta al sur, la verdad histórica.

    Espero desde ya la continuidad de este.

    Te abraza,

    Un hermano cubano.

    ResponderEliminar
  9. Para tambien gratis.
    ¿Qué esperabas? El miedo paraliza y a la verdad mucho más.

    ResponderEliminar
  10. Caballero como estan los ciber-revolucionarios! Con la guardia en alto, y con los ojos bien abiertos! Asi me gusta muchachos, que hay un Cacique que los tiene nerviosillos, hasta un Jilguero sacaste Lagarde y todo je je, ... tambien se les nota el odio por todo lo que huela a pluralidad, prueba de ellos es que este comentario no saldra! O sera que lo publicas Lagardillo?

    ResponderEliminar
  11. Gulliver en el pais de los enanos (de mente)30 de enero de 2010, 18:19

    Hace casi un anho de este articulo,pero ahora es que lo descubro.Vivo en miami y me parece excelente este analisis,el anexionismo es el deporte que mas se practica aca.Parece que la comida del norte no solo engorda la barriga,tambien afecta las neuronas de algunos que geneticamente siempre han encontrado mas lucrativo besar la mano del amo que trabajar en pos de su patria.Emilio no es el unico en esta fauna,ahi tambien se reune Enrique patterson,Andres Reynaldo,Wilfredo Cancio Islas,etc,ademas de los tradicionales.

    ResponderEliminar